La higiene personal

La falta de higiene personal puede ser una de las causas de contaminación de los alimentos. Procuremos evitarla.

3.1. La higiene corporal

  • Qué debemos hacer para mantener nuestra higiene:
    Antes de salir de casa:
    • Ducharnos diariamente.
    • Lavarnos los dientes.
    • Utilizar ropa limpia.
    • Llevar las uñas cortas y limpias.

    Cuando empezamos a trabajar:

    • Ponernos el uniforme de trabajo.
    • Cambiarnos de calzado.
    • Quitarnos todas la joyas.
    • Recogernos el pelo con una cofia o una gorra.
    • Lavarnos las manos.
  • Por qué debe hacerse:
    • La higiene diaria permite reducir los microorganismos que se reproducen en el cuerpo.
    • La ropa y el calzado que llevamos en la calle pueden transportar los microorganismos al lugar de trabajo.       
    • El uniforme de trabajo es un protector y debe estar siempre limpio, especialmente el delantal.
    • Un calzado cerrado y con tacón bajo es más cómodo y seguro.
    • Las joyas acumulan suciedad, son soporte de microorganismos y pueden producir accidentes con la maquinaria.

       

       

    • En el pelo, como en la piel, se encuentran bacterias. La cofia o la gorra contribuyen a evitar que caiga pelo en la comida y lo protege de los vapores, las grasas y los olores.
    • Las manos y las uñas deben estar siempre limpias. De lo contrario, pueden transportar microorganismos a los alimentos y ocasionar la contaminación de los mismos.
  • Cómo debe hacerse:
    • La higiene corporal debe hacerse con agua potable caliente y jabón.
    • Las manos hay que lavárselas con jabón líquido, agua potable caliente, enjuagárselas con agua potable abundante y secárselas con toallas de un solo uso.

       

       

  • Cuándo debemos lavarnos las manos:
    • Cuando empezamos el trabajo y cada vez que lo interrumpimos por algún motivo.
    • Después de tocar los alimentos crudos.
    • Antes de manipular los alimentos cocinados.
    • Después de utilizar el pañuelo para toser, estornudar o sonarnos.
    • Después de utilizar el water.
    • Después de manipular la basura.

       

       

3.2. Los hábitos higiénicos

  • Qué debemos evitar mientras trabajamos:
    • Fumar.
    • Comer.
    • Masticar chicle.
    • Secarnos el sudor con la mano.
    • Escupir.
    • Toser o estornudar encima de los alimentos.
    • Peinarnos o rascarnos.
    • Probar los alimentos con el dedo.
    • Manipular dinero.
  • Por qué se debe evitar:
    • En la boca hay microorganismos y podemos llevarlos con el cigarrillo o el bocadillo de la boca a los dedos y después contaminar los alimentos.
    • Si estornudamos, masticamos chicle o tosemos encima de los alimentos los microorganismos que llevan las gotas de saliva los contaminan.
    • Si nos secamos el sudor o nos peinamos contaminamos nuestras manos con bacterias de la piel y el pelo que pueden llegar a los alimentos. Por todo esto, es muy importante una higiene estricta.
    • Si tenemos la costumbre de probar la comida con el dedo, llevamos todos los microorganismos de la boca a los alimentos.
    • En el dinero puede haber microorganismos que pueden pasar a las manos de las personas y transferirse así a los alimentos.

       

       

  • Cómo se debe evitar:
    • Si estornudamos o tosemos, debemos hacerlo sobre un pañuelo de papel de un solo uso y después lavarnos las manos.
    • Si probamos un alimento, hay que hacerlo con una cuchara y después lavarla con agua potable caliente y detergente.
    • Si hemos de secarnos el sudor hay que hacerlo con un pañuelo de papel.
    • Si hay personas que han de manipular dinero, es preciso que no estén en contacto con los alimentos.

       

       

3.3 La salud

  • Qué hemos de comunicar al responsable del establecimiento:
    • Si tenemos alguna lesión o herida en las manos.
    • Si tenemos granos en la cara o las manos.
    • Si tenemos secreciones anormales por la nariz, el oído o los ojos.
    • Si tenemos náuseas, vómitos, diarrea, fiebre.

       

       

  • Por qué se debe comunicar:
    • La herida se puede infectar y contaminar los alimentos.
    • Los microorganismos de los granos pueden ser transmitidos a los alimentos a través de las manos.
    • Las secreciones pueden transportar microorganismos; hemos de tener cuidado de no contaminarnos las manos.
    • Las personas con náuseas, vómitos, diarreas, fiebre, pueden ser una vía de contagio.
  • Cómo se debe resolver:
    • Después de curar la herida, hay que protegerla con un apósito impermeable, el cual se mantendrá siempre limpio.
    • Para sonarnos hemos de utilizar pañuelos de papel de un solo uso y después lavarnos las manos.
    • En el caso de granos en la cara, secreciones y enfermedad diarreica, debemos notificarlo al médico a fin de que adopte las medidas pertinentes.