Jerez&Company Final

Pronto publicaremos la desventura sufrida por un trabajador de Serunion maltratado y engañado con promesas en un traslado a otra provincia .

Como bien me dice. "pronto se sabrá toda la verdad, por que como te he dicho, no descansare hasta que se haga justicia con los engaños y mala fe por parte de directivos de esta empresa. Quizás pienses que no conseguiré nada y probablemente sea así, pero una cosa si lograré:  QUE TODOS SEPAN LA VERDAD DE LA MALDAD DE PERSONAS Y LA MALA FE, QUE CON ENGAÑOS CONSIGUEN SUS PROPÓSITOS CARGÁNDOSE A QUIENES  SE CREEN SUS PALABRAS Y TENGAN A  SU ALREDEDOR."

Hemos tardado un poco pero aquí esta:

Me llamo Francisco Montalbán y he sido trabajador de SERUNION hasta el pasado día 9 de Febrero de 2009, fecha en que me vi obligado a solicitar mi baja voluntaria. Pensareis que soy idiota en estos tiempos de crisis que corren, pero juzgar vosotros mismos después de que os explique por qué he tomado esta decisión:

Después de la insistencia de la Sra. Ana Jerez Quintana (anterior gerente de cocina central de Barcelona y actualmente gerente de C.C. Málaga) de que trabajara con ella con varias ofertas y en distintas ocasiones, al final me decidí por dejar el puesto que ocupaba en Barcelona y aventurarme para ir a Málaga. Su oferta  fue que yo iba a ser jefe de logística de toda España, ya que la intención del Sr. Juan Carlos García era de que en Málaga se cocinara para toda España y desde allí mismo se distribuyera. También me dijo que no iba a ser de forma inmediata y me conforme con ser responsable de la sección de frio de la cocina. Podía tardar aproximadamente unos dos años, tiempo necesario para poder demostrar a la dirección de la  empresa la necesidad de trabajar desde Málaga por sus precios tan reducidos.

Era mi gran oportunidad de poder conseguir ser algo más que un simple transportista y me deje embaucar por esas promesas, iba a convertirme en su persona de confianza,  me ofreció un puesto de mañana (por su volumen de trabajo), mejoras salariales (que no llegaron nunca, como el plus de responsabilidad que me  consta que se los pago a otra persona que también se fue de su lado, por no aguantarla). Nada más poner los pies a 1000 Km de mi casa, me empecé a dar cuenta de que el camino iba a ser largo y tortuoso, pero me fui armando de paciencia, no quería tirar la toalla tan pronto. Todo estaba sin coordinar, errores en la contratación de la obra de la cocina, la falta de responsabilidad (a mi parecer) del director de Cocinas al no aparecer ni enfrentarse a los problemas que allí se daban y dejar a esa Srta. Al frente de todo día y noche. La falta de documentación para los permisos,…….. En fin, una nefasta planificación.

 

Mi primer obstáculo, jornadas de trabajo interminables (tenía claro mi hora de empezar pero nunca cuando se iba a terminar) de hasta 14 y 16 horas, sin cobrar un euro de mas. Encargándome de controlar la obra que aun no habían finalizado, atendiendo a obreros, supervisando las faltas de la obra (de las cuales tengo las fotos en mi cámara), distribuyendo el trabajo a los empleados de LSG. (Quitando plástico de los paneles, limpiando una y otra vez lo mismo, descargando materiales de la obra, realizando pequeñas instalaciones eléctricas y varios trabajos de acabado). Durante ese tiempo no tuve derecho a comida, nos buscábamos la vida para comer. Eso sí, el resto de personal  trabajaba de 8h a 14h.

Según la Sta. Ana J., yo, el Jefe de cocina, el segundo de cocina y la responsable de tarde éramos los pilares de esa cocina, las personas más importantes y de confianza. Pero no sé quien se tendrá que preguntar qué ha pasado con esos pilares tan importantes, no sé de quién es la responsabilidad, pero creo que no es por casualidad que tres de esas personas se fueran de la empresa, primero fue el segundo de cocina, después la responsable de tarde y una semana más tarde me fui yo. Se le debería preguntar a la Sta. Gerente ¿no?

 

Segundo obstáculo; al quedarse sin esas personas de tanta importancia, tiene que buscar de nuevas y utilizando las recomendaciones del Jefe de cocina contratan a otra responsable y me ponen a mí a trabajar en el turno de tarde, no importándoles los billetes que tenía ya pagados para subir a mi casa los fines de semana. Puedo entender que por necesidad y por un periodo de tiempo se me cambie de turno, pero no comparto que se me diga que “las cosas hoy por hoy son así, y yo no puedo hacer excepciones con nadie”.  OH!!!!  La importancia de que yo iba a estar siempre de mañana para poder controlar el gran volumen de trabajo ya no era necesario y tampoco se acordaba de que este tema fue un acuerdo pactado y es importante destacar que una de las condiciones fue de que yo siempre iba a estar de mañana. Esos cambios se me comunicaban de un día para otro.

Excepciones!! , Ella no podía hacer, pero yo sí!, plegando a la hora que a ella le apetecía y haciendo lo que ella quería, como reparando cosas que no funcionaban o se estropeaban,….

Tuve impedimentos para decidir que horarios de vuelo podía coger fuera de mi horario laboral, porque según me dijo “como te vas a ir por la tarde si ya ves como estamos, de momento te tendrás que ir de noche por qué no sé cómo van a ir las cosas” por lo que me obligaba a trabajar hasta que ella decía. Entonces mi horario era de 6h. a 14h. Y el vuelo que quería coger era el de las 16h.

Cada vez se me hacía más complicada mi situación y no encontraba nada favorable ni ninguna consideración por su parte, a sabiendas de el esfuerzo que había hecho por ayudarle  durante el tiempo que duraron las obras y en la puesta en marcha de la cocina. Siempre lo he hecho todo sin rechistar y porque creía en el proyecto y en ella.

Durante todo ese tiempo me sentí incomodo, de cierta manera se había aprovechado de mi. Tanto en ámbito laboral como en lo personal. Y decidí volverme a Barcelona, mi sorpresa fue su reacción como la del Sr. Juan Carlos, solo les pedí que me arreglaran la marcha de Málaga  y me lo negaron, algo que también se pacto  “ tu ven, lo pruebas y si no te convence siempre podrás volver a Barcelona”, me chantajearon que si me iba me quedaría sin nada y que yo siempre tenía que quedar bien con los jefes  para recibir favores de ellos. Accedí a quedarme hasta final de mes (15 días mas), y es entonces cuando la Srta. Ana J. me echó de su piso porqué no me quería ver más,   sabiendo que me dejaba en la calle.

Si quiero decir que estuve viviendo en su casa durante todo ese tiempo, y que ella no quería que nadie lo supiera “por ética profesional” y se acordó que le abonara 200 € por mes, por alquilarme una habitación, aunque después me entero y por ella que ese piso lo estaba pagando la empresa hasta el próximo mes de Junio ¡VAYA NEGOCIO! Eso que existía una amistad y se supone que me echaba una mano  y encima me echa en cara lo siguiente:

                Creo que hay muchas cosas que no has entendido ni entenderás y sobre todo, si hay algo que no sabes, es dar la cara. Pero bueno, de cobardes está lleno el mundo. Las llaves las tiras, y tus cosas si no vienes en una semana, las tiraré. Y por cierto, si nos tenemos que poner en plan sinceros por escrito, el mes de alquiler que me debes te lo regalo!!!! Si no recuerdo mal eran 200 más gastos o 250. Pagaste un mes con 10 días de retraso, por lo que el mes que falta y los gastos, ya sabes, con todo mi cariño!!!

Ni un mail más, tu dirección queda anulada en entradas y no me llegará!”

 

Quiero aclarar públicamente, que si me retrase fue porque me tubo trabajando en la cocina jornadas de hasta 16 horas y no tuve tiempo de ir al banco, que solo fueron cuatro días de retraso y que si el siguiente mes no le pague fue porque decidí plegar de la empresa a la primera semana de Enero, y el pago mensual era para el 11 de cada mes, ¿Cómo voy a pagar una cosa que no utilizo?.

 

Como se puede observar en el comentario anterior, recibido por mail, se muestra claramente la clase de persona que es, y para que no queden dudas, resumiré algunas de las cosas que me decía en forma de titular:

 

                La intención de cerrar la cocina de Barcelona, entre otros motivos destacar el odio que le tienen a Rafa Jiménez, Carlos Andreu  y otras personas. Según la Srta. Ana J. ese odio proviene del Director de cocinas y del que ella apoya.

                El engaño de personas que confían en ella y que ella traiciona a menudo contándole a su superior lo que sucede en Barcelona para que el esté enterado de todo lo que ocurre.

               

                La traición de un topo (porque no quiero decir su nombre) en la cocina de Barcelona que le informa de todo (lo malo) a la Srta. Gerente, y es así como desprestigia la calidad de las personas responsables que hacen su trabajo, contando mentiras y exagerando las cosas.

 

                La intención del Sr. J. Carlos de que ella sea su sucesor, dicho por ella.

 

 

Es así como me veo obligado a plegar de la empresa sin nada, dada mi situación.  

 

De todo lo comentado tengo todos los mails guardados, conversaciones que mantuvimos desde que decidí  irme a Málaga. Yo, no miento.

 Y creo que podría extenderme mucho mas, pero la diferencia entre ella y yo es que yo duermo todas las noches sin remordimientos.

 

Powered by Drupal - Design by artinet