Connivencia entre mutuas y empresas para disimular ccidentes laborales

Últimamente se están dando casos de empresas y mutuas que se ponen de acuerdo para cuando un trabajador se dirige a un centro asistencial después de sufrir un accidente de trabajo leve, el médico entrega al trabajador un parte de "accidente laboral sin baja" y le dice que se quede en casa 48 horas para ver si mejora.

Esta práctica de dar permisos retribuidos en lugar de bajas forma parte de una estrategia pactada entre la mutua y la empresa. No es un caso infrecuente ni restringido al ámbito de actuación de una sola mutua.

El principal objetivo es conseguir que esos accidentes no sean notificados a las autoridades laborales evitando estar entre las empresas de alta siniestralidad.

El gabinete de Salud nLaboral de CCOO-PV venía denunciando  que esta práctica tiene consecuencias nefastas en el terreno de los derechos de los trabajadores: el incidente no se computa como accidente laboral por lo que si el trabajador tiene una recaída no habrá parte de accidente que sirva para demostrar el origen laboral de la dolencia.

Esta práctica enmascara los accidentes de trabajo leves con efectos importantísimos en el terreno de la prevención ya que sobre la realidad que no se conoce no se puede actuar

La Inspección de trabajo prohibe esta práctica

Tras varias denuncias desde la Secretaría de Salud Laboral de CCOOPV, el Director General de la Inspección de Trabajo emite una resolución el 2 de julio de 2008 en la que afirma que esta práctica es contraria a derecho, incurriendo la mutua el las infracciones tipificadas en los artículos 27.3 y 28.4 del Texto Refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social al incumplir sus obligaciones relativas a la notificación de accidentes de trabajo.